El Gobierno pone en marcha un paquete de ayudas por valor de 450 millones de euros en ayudas destinadas al sector del transporte.

Las peticiones del sector de los transportistas parecen haber tenido respuesta con las próximas ayudas directas destinadas a ellos y que, según la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, se llevará al Consejo de Ministros el próximo 2 de agosto.

Un total de 450 millones de euros será la cantidad destina para la reforma de esta actividad y que aún está pendiente de negociación. Esta iniciativa planteará unas reformas estructurales a la vez que extenderán aquellas ayudas que se lanzaron durante el mes de marzo.

Desde Fetransa, Federación Española del Transporte por Carretera, dan la bienvenida a estas ayudas ya que actualmente la situación de los transportistas es insostenible debido sobre todo a dos factores: la inflación y el alto precio de los carburantes.

Estas subvenciones se repartirán en base al tipo de vehículo que se solicite y siguiendo la pauta de las anteriores ayudas, aquellos autónomos que las pidan obtendrán entre 500 euros y 1.250 euros en función de su actividad y del vehículos:

  • Taxis y VTC: 300 euros por vehículo.
  • Camiones (mercancías pesadas): 1.250 euros por vehículo.
  • Furgoneta (mercancías ligero): 500 euros por vehículo.
  • Autobús: 950 euros por vehículo.
  • Ambulancia: 500 euros por vehículo.

Las subvenciones directas ofrecidas durante el mes de marzo funcionaron positivamente, y de la misma manera, en esta ocasión se podrá acceder a ellas a través de un enlace, al que se accederá a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria y aportando datos básicos.

Estas ayudas se podrán solicitar a partir del mes de agosto y se cobrarán durante el mes de septiembre.

Reformas estructurales para el sector del transporte

Además de una ayuda económica, con esta medida lo que se busca es reformar de forma estructural el sector del transporte con medidas como la prohibición de los viajes a pérdidas y la regularización de las subcontratas. Las negociaciones a este respecto, que tendrán lugar durante las próximas semanas, será vital para mejorar las condiciones de este sector.

Desde el Gobierno se pretende buscar un compromiso con el transporte de mercancías por carretera para aplicar al sector los principios de la Ley de la Cadena Alimentaria y garantizar que los transportistas puedan trabajar por un precio justo y no se paguen por debajo del coste real, evitando de esta manera los portes a pérdidas.

Otro de los aspectos importantes que se tratarán en la mesa de negociación será la regularización de las subcontratas con el fin de evitar una utilización abusiva de éstas y sus efectos perniciosos sobre el transportista efectivo, que ve mermada su retribución de forma injustificada.

El aspecto negativo de esta decisión es la mala repercusión que puede recaer sobre las empresas más pequeñas que suelen recurrir a la subcontratación en momento puntuales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies