Los márgenes de beneficios cada vez se ven más reducidos para las empresas debido al estrangulamiento de la inflación.

Los datos de inflación en nuestro país están empezando a ser alarmantes, y es que, con un tejido empresarial debilitado por la pandemia, al que el conflicto internacional de Ucrania no ha permitido levantar cabeza, sumado al enorme coste de las materias primas y las energías, parece imposible que el sistema económico vuelva a una maquinaria engrasada.

La resistencia de muchas empresas ha decaído y su viabilidad resulta insostenible. Muchas de ellas no logran salir a flote asfixiadas por los créditos que han ido acumulando durante los último dos años a los que se han tenido que agarrar como si de un salvavidas se tratara, pero que hay que hacer frente en los plazos de devolución. El margen de maniobra es minúsculo y cualquier pequeño tropezón económico los puede llevar al cierre definitivo.

Una inflación salvaje
Con una inflación como la actual, que sobrepasa el 10%, el panorama es, al menos, preocupante, ya que los márgenes de beneficios, en muchas ocasiones resulta inexistente. A ello sumamos la caída en picado del consumo que ha retraído las ventas de modo alarmante. Además, las previsiones de cara al último cuatrimestre de 2022 no son nada favorecedoras.

Con este panorama, no queda otra que reducir, aún más, las plantillas lo que hace que las empresas entren en una dinámica desfavorecedora.

La pregunta es: ¿se pueden tomar medidas desde las empresas para sortear la dura inflación por la que atravesamos? Y la respuesta es afirmativa. Existen algunas opciones que pueden ayudar:

  • Modifica la estrategia de compra
    Quizás cambiando algunos detalles de la adquisición del material que la pyme necesita puedas ahorrar costes, puede ser que comprar con tiempo más ajustado a la producción y en mayores cantidades logren beneficiarte.
  • Saca partido al marketing para elevar tus ventas
    Ahora más que nunca, donde los precios deben mantenerse para invitar al consumo, el marketing puede ser el as en la manga como modo para incrementar las ventas de los negocios. Las promociones y descuentos son un anzuelo muy atractivo para el consumidor, es importante tenerlos presentes como estrategia de ventas. Pueden ser la clave para destacar dentro de tu ámbito de competencia.
  • Busca acuerdos a largo plazo
    Intentar negociar tarifas pagando por adelantado puede ser una opción atractiva para tus proveedores, así como el hecho de establecer lazos a largo plazo.
  • Marca estrategias diferentes
    No son tiempos normales, por eso las estrategias empresariales tendrán que adaptarse a estos momentos, puede que hay que esperar un periodo razonable para ampliar la empresa y no arriesgar, o buscar soluciones financieras distintas a las habituales para este momento.

Un descontento generalizado en el ámbito empresarial

Llegados a este punto los empresarios han manifestado su descontento general, ya que consideran que las medidas aplicadas por el Gobierno actualmente no van a solucionar el problema económico que atraviesa nuestro país.

Los deseados Fondos Europeos no han sido el maná prometido y tampoco han llegado a tantas empresas como se esperaba. Muchas pymes lamentan la tardanza en recibirlas y la escasa cantidad, motivo por el que en muchas ocasiones no se molestan ni siquiera en solicitarlas.

Tampoco ayudan las previsiones de cara a la última recta de 2022 para la que los expertos apuntan que la economía española crecerá solo un 4%, frente a las previsiones del año anterior cuyo crecimiento era del 4,3%. Y para el año que viene esa previsión tan solo alcanzaría un 3%

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies