Ya se conocen las fechas y las novedades de la RENTA que afectan a los trabajadores autónomos este año.

La Agencia Tributaria pedirá cuentas en unos meses, y este año presenta novedades a las que los autónomos deben estar atentos. La declaración de Hacienda se podrá hacer en los diferentes formatos tal y como se estableció desde el comienzo de la pandemia (vía telefónica, online o presencial).

Fechas a tener en cuenta

En cuanto a lo que trabajadores por cuenta ajena se refiere, este año se presentan algunas novedades. Lo más destacable pasa por la reducción del umbral exento de impuestos en las aportaciones a planes de pensiones -que podría hacer pagar más a muchos autónomos- o la subida de los tipos para los contribuyentes con rentas más altas.

Los plazos para la presentación de la RENTA van del 6 de abril hasta el 30 de junio. Sin embargo, dependiendo de la forma en la que quiera hacer la declaración el autónomo, y del método que quiera usar para pagar sus impuestos, tendrá un plazo u otro.

Si el autónomo presenta su declaración por Internet a través de la página web de la Agencia Tributaria, lo podrá hacer desde el 6 de abril. Si la opción elegida es vía telefónica, siempre con cita previa, el inicio será el 5 de mayo. Y si se escoge la presentación del IRPF de forma presencial en las oficinas autorizadas, el 1 de junio se abrirá dicha posibilidad.

El último día para presentar la declaración de la renta será el 27 de junio si sale a devolver.

El 30 de junio será el último día que tendrán los autónomos para presentar su declaración de IRPF. En cualquier declaración que se presente más allá de ese día, si saliera a ingresar, ya se aplicarían intereses e incluso se podría sancionar.

Novedades para los autónomos

Entre las novedades que han entrado en vigor este año, hay que destacar que se aplicará una subida de dos puntos en el IRPF de las rentas del capital por encima de 300.000 euros, y de tres puntos en el tipo para los rendimientos del trabajo de más de 200.000 euros, del 45% al 47%.

También es reseñable que, en los planes de pensiones individuales, el importe desgravable de la base imponible del IRPF baja de 8.000 euros a 2.000 euros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies