Las alianzas empresariales son más necesarias que nunca, fortalecer los pilares de las empresas mediante acuerdos con otras, puede ser una opción para que tu negocio despegue.

Una alianza estratégica empresarial significa la unión entre dos o más empresas para desarrollar conjuntamente una cooperación en los negocios, considerando un horizonte de tiempo de largo plazo. Este paradigma se hace más necesario que nunca en la actualidad empresarial, ya que si un negocio no cuenta con unos pilares sólidos, difícilmente podrá mantenerse, y no digamos crecer.

El tablero de juego ha cambiado a nivel empresarial, y no sirven las reglas antiguas, porque han entrado en juego nuevos elementos que hacen que el camino hacia el éxito empresarial se recorra de forma diferente a la de hace años. Al mencionar esos elementos nos referimos al enorme desarrollo tecnológico en crecimiento exponencial de forma constante durante los últimos años, la globalización del mercado, los cambios en los hábitos de consumo, la digitalización de los comercios, etc. Las empresas han tenido que ir adaptándose a estas nuevas normas, y las partidas se juegan de un modo diferente en el ámbito de los negocios.

La competición cada vez se vuelve más dura y complicada, y sólo si las empresas están bien preparadas, y saben adaptarse, lograrán el éxito. Para ello necesitarán de herramientas fundamentales como las alianzas estratégicas empresariales.

Alianzas estratégicas sí o sí

Las alianzas estratégicas empresariales son acuerdos comerciales para lograr un objetivo particular y común, como adquirir nuevos clientes por parte de la empresa, aumentar las fortalezas y disminuir las debilidades, acceder a nuevos mercados y tecnologías, o compartir los riesgos de tomar determinadas decisiones; en la que cada una de las partes hace una aportación para el beneficio común.

Aunque nos pueda parecer una labor complicada, estas alianzas son una extraordinaria opción para pequeñas o medianas empresas que quieren expandir su negocio y conseguir que éste crezca.

Si la estrategia de expansión ya está decidida, lo mejor que se puede hacer es buscar la alianza con empresas del mismo sector, que cuenten con el mismo público objetivo y que coincidan lograr un fin común. De ese modo, será sencillo compartir riesgos, información, recursos o capacidades inherentes al sector y conocidos por ambas partes.

Alianzas empresariales,  la clave del éxito de tu negocio 3Aspectos a tener en cuenta antes de sellar una alianza
Si nunca has sellado una alianza con otra empresa, antes de hacerlo debes tener en cuenta las ventajas o posibles desventajas que pueden conllevar. Haz un balance de ambas y toma la decisión más adecuada.

Ventajas

  • Implementación de las tecnologías propias de las empresas, como forma de mejorar las ventajas competitivas.
  • Acceso a nuevos canales de distribución y mercados, como forma de aumentar las ventas.
  • Reducción o eliminación gradual las confrontaciones entre proveedores, competidores, clientes y productores.
  • Compartir información clave sobre experiencias, procesos o clientes.
  • Promoverse conjuntamente.

Desventajas

  • Uno o más aliados pueden perder el control de algunos procesos o funciones, lo cual puede repercutir negativamente en todas las compañías.
  • El uso y manejo de información confidencial compartida, puede generar un ambiente de desconfianza que merme el proceso de crecimiento.
  • La falta de habilidades comunicativas entre los miembros de la alianza, puede traer graves conflictos de intereses.
  • Los cambios de dirección agresivos pueden generar desconfianza entre las partes, lo que trae como consecuencia un recelo informativo.

Claves para una alianza exitosa

Cuando una empresa quiera dar el paso a sumergirse en el entorno de las alianzas empresariales es importante que tenga en cuenta algunas cuestiones que definan cómo será dicha alianza.

  • Es importante dejar claro el rol que desempeñará cada una de las empresas que formen parte del acuerdo. Aspectos como posibles desacuerdos, métodos de gestión o toma de decisiones han de quedar claras desde el inicio.
  • Elegir un buen aliado empresarial el fundamental para que la colaboración se convierta en un éxito, es fundamental seleccionar a aquellas compañías que más convengan a cada negocio.
  • Buscar que el crecimiento entre ambas partes sea paralelo, el beneficio siempre debe de ser mutuo, si no es así, y llega el desequilibrio, la alianza no funcionará.
  • Ten en cuenta la calidad, siempre se debe anteponer ante la cantidad.
  • Benefíciate de los productos y servicios que te pueda aportar tu socio en este acuerdo, cuanto más implementes tu negocio con este impulso comercial, mejor le irá a tu empresa.
  • Amplía tu radio de acción para lograr un beneficio mutuo a través de promociones cruzadas. Esta iniciativa logrará dar mayor visibilidad al conjunto de empresas aliadas y el consumidor llegará a conocer mayor número de productos.
  • Recomendar servicios o productos complementarios de empresas alidadas a través de tus canales de comunicación te harán llegar más lejos y captar a un mayor número de clientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies