El ascenso de los precios en la factura de la luz es brutal. Empresas, autónomos y particulares están sufriendo una tiranía, que tras la crisis económica en la que se han visto inmersos, requiere de medidas drásticas que solucionen una situación insostenible.

Últimamente nos levantamos cada día con la noticia de que el precio de la luz vuelve a batir un nuevo récord que nos parecía imposible, e intuimos que la escalada de precios no tiene un freno cercano en un futuro inmediato. Pero la pregunta que todos nos hacemos es: ¿por qué sube tanto el precio del megavatio hora (MWh) cada día?

Son varios los factores que nos han conducido a esta situación, y que influyen en el incremento de precios del mercado mayorista donde está incluido nuestro país. Los factores en cuestión son:

ν El incremento de los derechos de emisión

En el precio de la luz influyen los costes de derechos de emisión de CO2 que impone la UE, como precio a pagar por las empresas que desprenden dióxido de carbono en el territorio. Estos han pasado de 20 a 60 euros por tonelada en aproximadamente año y medio, y han subido más de un 100 % en apenas 6 meses.

ν Fuerte revalorización del gas natural en los mercados internacionales

En esta lista de factores tiene mucho que ver el alto coste del gas natural, uno de los combustibles fósiles que se están utilizando para cubrir la demanda. Durante el mes de mayo, por poner un ejemplo, el principal mercado de gas natural europeo (TTF) registró una subida en su cotización de un 400 % respecto al año anterior.

ν El aumento de la demanda

La alta demanda en determinadas épocas del año, ya sea en verano o invierno, ocasiona un repunte del suministro y una disminución de las reservas que se ve penalizado en el precio final de éste.

ν Los impuestos

A los anteriores factores hay que añadir el IVA que engrosa la factura final, bien es cierto que estaba fijado en el 21%, uno de los más altos de Europa, y el Gobierno lo rebajó hasta al 10% para tratar de amortiguar el impacto del subidón de la factura, así como el Impuesto de la Electricidad (5,11%), y el llamado impuesto a la generación, del 7%, que pagan todas las empresas productoras pero que luego repercute a los consumidores.

Las pymes ya no pueden más

Y por si la recuperación económica tras la pandemia no fuera lo suficientemente complicada, ahora se suma la problemática del precio de la luz.

Esta situación está provocando una fuerte caída de sus facturaciones, a la que se añade un aumento de los costes que en muchos casos amenaza con fulminar los estrechos márgenes con los que autónomos y pymes subsisten. Prueba de ello es el sector del comercio, que se erige como uno de los más afectados, con subidas abusivas en sus facturas mensuales que han llegado a incrementarse hasta en más de 100 euros mensuales, lo que resulta insostenible en la mayoría de casos. Peluquerías, restaurantes o tiendas de alimentación, por poner sólo algunos de los ejemplos, ya han alzado la voz pidiendo auxilio, ya que este mazazo a su economía de negocio les está llevando al borde del precipicio.

Y por si esto fuera poco, los expertos ya están alertando de que las subidas continuarán de forma progresiva durante lo que queda de año y al menos durante el primer trimestre del siguiente. Así que después de año y medio de carrera de obstáculos para mantenerse y salir a flote, la presión a la que están muchas pymes sometidas, los créditos ICO que ahora toca devolver, y el aumento de los costes energéticos, el panorama es totalmente desalentador y solicitan soluciones lo antes posible.

Con los márgenes de ganancia cada vez más escasos, estas pymes están abocadas a subir los precios a los consumidores, pero los empresarios no creen que ésta pueda ser la solución, ya que se temen lo peor, la pérdida de clientes. Otra de las opciones pasa por reclamar al Gobierno que actúe sobre la tarificación según la tipología del consumidor.

Economía doméstica

Estas cifras en ascenso golpean a los ciudadanos sin piedad. Lo más grave de esta situación no sólo es que no parece que vaya a cambiar, sino que puede ir a peor. La forma de protegerse que han utilizado hasta ahora algunos consumidores ha sido recurrir a los cambios de tarifa, pero parece ser que no ha sido una idea acertada. De hecho, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado un informe de supervisión sobre cómo se están adaptando los contratos de los consumidores, y han detectado una serie de compañías comercializadoras que han aprovechado el cambio de tarifa para incrementar de forma irregular el precio de la electricidad a sus clientes.

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también se advierte de que las compañías están subiendo de forma notable sus tarifas libres al hilo de las subidas de precio del mercado regulado cuando se está marcando un máximo histórico. Ponen de manifiesto que según un estudio reciente, realizado por esta organización, las principales comercializadoras del país han protagonizado fuertes subidas en gran parte de sus tarifas, con incrementos que han rozado el 30%. Las subidas además de afectar a los nuevos clientes, se están aplicando también a los anteriores cuyos contratos se estén renovando en los últimos meses.

Se necesitan soluciones ya

Cuando se piden soluciones al Gobierno sobre esta delicada situación, alegan que la Comisión Europea “está trabajando en propuestas para abordar esta situación a nivel europeo”, según palabras de la vicepresidenta Teresa Ribera tras una reunión de ministros de Energía de la Unión Europea.

El asunto se pretende lanzar a debate a escala europea en la próxima cumbre, del 21 y 22 de octubre en Bruselas, ya que hay herramientas que los Estados miembros de la Unión Europea tienen disponibles en políticas tributarias y sociales, lo que les permitiría tomar medidas dentro de ciertas circunstancias para ayudar a los hogares vulnerables.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies