La falta de empleo, debido a la crisis económica, ha disparado la creación de empresas.

Según los datos recogidos por el INI (Instituto Nacional de Estadística) el registro de nuevas empresas durante el primer semestre de 2021 ha aumentado en buena medida, en concreto un 57,6% más que en el mismo periodo del 2020, de hecho, se han creado más empresas de las que se han cerrado. Esto se traduce en que se están creando más empresas que antes de la pandemia.

No queda otra

El origen de esta situación es que ante la falta de puestos de trabajo desde que llegó la COVID-19, poner en marcha un negocio es la única salida que encuentran muchos ciudadanos para poder salir adelante. La escasez de oferta de empleo ha empujado a muchas personas a convertirse en emprendedores, más por necesidad, que por vocación.

Si los datos de emprendimiento se desglosan, también veremos reflejados que las mujeres han tenido que recurrir a este recurso, en mayor medida, debido a la falta de puestos de trabajo para ellas.

Radiografía de las nuevas micropymes

El 40% de este tipo de negocios recién creados suelen ser micropymes que cuentan con una plantilla de entre 1 a 5 empleados. Son empresas muy pequeñas que surgen como una fórmula de subsistencia y apenas generan riqueza.

Otro de los datos revelados es que se originan con muy bajo nivel tecnológico, lo que en muchas ocasiones les aleja de poder crecer y ser competitivos en un mercado donde la digitalización es una necesidad. A estos datos hay que sumar que su vida suele ser muy corta y son negocios, que en la mayoría de los casos no llegan a cumplir los cuatro años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies