Los dos grandes cambios que afectarán a los autónomos a partir del nuevo año será que subirán las pensiones y se modificarán algunos requisitos para acceder a la jubilación.

Las modificaciones que va incorporando la reforma de las pensiones cada año suma ahora el reciente acuerdo que alcanzó el Pacto de Toledo para actualizar una veintena de recomendaciones para la futura reforma de las pensiones. Entre algunos de los aspectos más importantes que se han tenido en cuenta, destaca que se podría modificar el método de cálculo para ampliar los últimos años a la hora de calcular la pensión; se recuperará el IPC como referencia para las revalorizaciones anuales de las pensiones o se podría aumentar las penalizaciones y los incentivos para los autónomos que adelanten o retrasen su jubilación respecto a la edad legal.

Si bien es cierto, que algunas de estas propuestas tardarán en hacerse realidad, otras llevan camino de ponerse en marcha de forma más inmediata y entrarán en vigor en enero de 2021.

La subida de las pensiones

Una de las noticias más alentadoras al referirnos a las pensiones de los autónomos es que subirán en torno a los 81 euros al año. El Ejecutivo introdujo en los Presupuestos Generales del Estado del 2021 esta revalorización en base al IPC para asegurar que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo.  Este año, al ligar las pensiones a este marcador, la prestación que cobran los jubilados -autónomos y asalariados- subirá un 0,9% respecto a 2020.

Trasladando este porcentaje al colectivo de trabajadores por cuenta propia, que en el mes de julio cobraron una pensión media de jubilación de 777 euros, se puede prever una subida mensual media de 6,8 euros que, por 12 pagas, supondría un aumento medio de 81 euros anuales.

Otro de los acuerdos del Pacto de Toledo para 2021 consiste en mantener algunos periodos de cálculo que afectan a los pensionistas: no se modifican por el momento ni los 15 años de mínimo para acceder a la prestación contributiva por jubilación, ni la exigencia de que, al menos, dos de estos años correspondan a los últimos 15 años antes de jubilarse.  

Cambio en los requisitos de acceso a la jubilación

Lo que sí cambiarán en 2021 serán tanto los requisitos de acceso a la jubilación en cuanto a la edad exigida y el tiempo mínimo cotizado para cobrar el 100% de la prestación, como la forma de calcular la base reguladora de la que depende el importe de la prestación.

En la anterior reforma de las pensiones se fijó un incremento paulatino que se iría aplicando entre 2016 y 2027 para aumentar de 65 a 67 años la edad para acceder a la jubilación ordinaria, así como del periodo mínimo de cotización, que subirá desde los 35 años en 2019 hasta llegar a los 38 años y 6 meses en 2027.

A partir de enero de 2021, los autónomos que quieran jubilarse a lo largo del año deberán, o bien tener cumplidos los 65 años si tienen 37 años y 3 meses o más cotizados o bien, en caso de no tener este periodo de cotización, haber cumplido los 66 años. 

Asciende la edad para la jubilación anticipada

Como para 2021 cambia la edad para acceder al retiro ordinario, también se modifican las condiciones para acceder a la jubilación anticipada. Así, los autónomos que pretendan jubilarse anticipadamente en el próximo año tienen que tener, al menos, 64 años y acreditar un periodo mínimo de cotización de 35 años, 15 de ellos anteriores al momento de jubilarse. Con ambos requisitos cumplidos el autónomo podrá acceder a esa anticipación en su jubilación, pero teniendo en cuenta que hay cuatro tramos de penalización:

  • El primer tramo corresponde a aquellos que tengan 38 años y seis meses cotizados, o menos, en el momento de la solicitud. A estos, se les aplicará una reducción del 8% por año o un 2 % por cada trimestre que soliciten la pensión antes de tiempo.
  • El segundo tramo corresponde a aquellos que tengan una cotización de entre 38 años y seis meses y 41 años y seis meses en el momento de la solicitud. A estos, se les aplicará un coeficiente reductor de 7,5% por año anticipado y 1,87% por cada trimestre.  
  • El tercer tramo corresponde a aquellos autónomos cuya cotización supera los 41 años y seis meses y es inferior a los 44 años y seis meses en el momento de la solicitud. En este caso, se les aplicará un coeficiente reductor del 7% a su pensión por cada año anticipado (y 1.75% por cada trimestre). 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies