Entre tantas malas noticias para la hostelería, por fin llega un poco de aliento para el sector. Los autónomos pertenecientes a la hostelería que se hayan visto obligados a cerrar por el estado de alarma tendrán reconocida la prestación por cese de actividad.

Para ello, será suficiente que, en aplicación de lo previsto en el artículo 69 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, los trabajadores deberán cumplimentar y suscribir ante la Mutua Colaboradora correspondiente una declaración responsable sobre la citada suspensión total y temporal de su actividad.

Además, deberán comprometerse ante la entidad colaboradora a aportar cualquier documento que se requieran en su momento para acreditar la concurrencia de la situación protegida por esta prestación. Esta prestación se concederá siempre y cuando el cierre del negocio sea total, es decir, en estos casos en los que se solicite, no se podrá ejercer ninguna actividad como el servicio a domicilio o para llevar.

¿Qué ocurre en aquellos casos en los que la prestación ya ha sido denegada?

En este caso, siempre que también se acredite esta declaración responsable y se cumplan todos los requisitos, la Mutua colaboradora podrá deja sin efecto dicho acuerdo con la Seguridad Social.

Los autónomos podrán encontrar un ejemplo de declaración responsable en el propio tuit de Lorenzo Amor, que deberán entregar en su mutua colaboradora con toda la documentación que acredite que van a ejercer su derecho al cierre temporal.

Nuevas medidas para el sector

Y mientras el sector hostelero continúa luchando por salir adelante, la Comunidad de Madrid recomienda a los negocios que se mantienen activos medidas que garanticen la seguridad de los clientes como la instalación de los medidores de CO2 (dióxido de carbono). Ahora mismo lo que es una simple recomendación puede convertirse en una medida obligatoria, ya que el Gobierno de la Comunidad lo está valorando así.

El objetivo de esta medida, según palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Ayuso, es la aplicación de nuevos recursos creativos en la lucha contra la COVID-19, de este modo la hostelería está invitada a colocar filtros purificadores de alta eficiencia en sus instalaciones para evitar contagios, aunque siempre que se pueda primará la ventilación natural.

El Gobierno autonómico también está valorando la posibilidad de instaurar en el sector una etiqueta de buenas prácticas o sello de excelencia que garantice el cumplimiento de las normas de seguridad para garantizar, de este modo, que esos espacios son seguros para los ciudadanos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies