El Consejo de Administración de Canal de Isabel II ha aprobado una propuesta de modificación en el orden de tarifas con el objetivo de apoyar a empresas, industrias y particulares que se han visto afectados por el COVID-19. Dichas ayudas podrán tramitarse a través de la Oficina Virtual de Canal de Isabel II. 

Así, la empresa pública ha propuesto tres bonificaciones extraordinarias de las que podrán beneficiarse empresas e industrias afectadas por una reducción significativa de su actividad en el marco del estado de alarma, usuarios afectados por un expediente de regulación temporal de empleo y aquellas instalaciones que extraordinariamente se han habilitado para usos sanitarios o funerarios.

Empresas e industrias que hayan visto reducida su actividad

La primera de las bonificaciones se aplica a suministros destinados a usos comerciales e industriales afectados por una reducción significativa de su actividad por la situación de estado de alarma. En este caso, se bonificará íntegramente la parte fija de la tarifa (cuota de servicio) desde la fecha de entrada en vigor del estado de alarma hasta que éste permanezca vigente: es decir, sólo abonarán el consumo efectivo realizado durante el periodo, sin cuotas fijas.

Además, durante los seis meses siguientes a la finalización del estado de alarma, recibirán una bonificación del 50 % en la cuota fija, y tras este periodo, tendrán otros seis meses con un 25 % de bonificación en el mismo concepto.

Trabajadores afectados por un ERTE

La segunda bonificación aplica a usuarios domésticos afectados por expedientes de regulación temporal de empleo motivados por la situación de alarma, siempre que no perciban más complementos salariales que la prestación por desempleo.

En este caso, estos usuarios podrán acogerse mientras dure su ERTE a la tarifa social, por la cual se bonifica el 100 % de la parte variable de la factura hasta un consumo de 25 metros cúbicos al bimestre (consumo promedio para una familia de 4 personas), y el 50 % de la cuota fija. Esto supone una reducción aproximada del 79 % en los recibos del agua, pasando de pagar por un consumo de 25 metros cúbicos al bimestre unos 41 euros a pagar menos de 9.

Instalaciones dedicadas temporalmente a uso sanitario o funerario

Por último, todas aquellas instalaciones que la Administración Pública haya habilitado temporalmente para usos sanitarios o funerarios durante la gestión de la crisis sanitaria causada por el COVID-19 estarán exentos de abonar tanto la cuota fija como la variable de sus recibos de agua mientras estén dedicados a estos usos.

Todas estas bonificaciones podrán tramitarse a través de la Oficina Virtual de Canal de Isabel II. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies