La situación que ha planteado el coronavirus es totalmente nueva en todos los ámbitos y de ahí el desconcierto que se está produciendo a nivel empresarial. Este escenario está obligando a tomar medidas día a día e intentar manejar este asunto de la mejor manera posible.

Dentro de las posibilidades al alcance de las empresas, cada uno puede tomar la decisión más acorde a sus características debido a la situación de alerta sanitaria en casos excepcionales como el que estamos viviendo. El Ministerio de Trabajo ha publicado una “Guía para la actuación en el ámbito laboral en relación al nuevo Coronavirus”.

El empresario tiene la obligación de velar por garantizar la seguridad en el trabajo y evitar los riesgos para los trabajadores. Para ello, deben estar asesoradas por los servicios de prevención, que les deben ofrecer apoyo en función del tipo de riesgo que afronten.

Los criterios fundamentales que los empresarios tienen que tener en cuenta frente a esta crisis pasan por evitar el riesgo en la medida de lo posible y sustituir las situaciones peligrosas por las que entrañen menos peligro.

¿Qué puede ocurrir si no se adoptan medidas preventivas?

Si se produce un contagio en un centro de trabajo porque el empresario no ha adoptado medida alguna para evitarlo, se estará incurriendo en una falta muy grave calificada así en la ley sobre infracciones y sanciones.

Una de las primeras medidas que se han tomado en muchas de las empresas, especialmente en las que cuentan con un mayor número de trabajadores, es evitar el contagio a través de la posibilidad del teletrabajo. Bajo un criterio sanitario esta medida resulta especialmente útil.

Qué ocurre sin el virus ya se ha instalado entre los trabajadores

Entonces se produce un caso de fuerza mayor en la que la empresa puede activar la parada de su producción previa comunicación a los representantes de los trabajadores, tramitar una urgente solicitud a la autoridad laboral de suspensión de la actividad.

Ante esta decisión los empleados pasan a una situación de desempleado durante el periodo de inactividad hasta que se reanude la producción. Este coste laboral será asumido por la Seguridad Social. Trasladar el coste económico salarial del coronavirus a la empresa es injusto y debe ser la Seguridad Social quien lo asuma.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a un Real Decreto Ley que considera estos casos como Incapacidad Temporal asimilada a baja laboral por Accidente de Trabajo. De este modo, pasan a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de la base reguladora, con cargo a la Administración.

La opción del teletrabajo

En caso de que la actividad laboral pueda desempeñarse de forma telemática, existe la posibilidad de acogerse a esta opción pudiendo mantener la producción a distancia evitando de esta manera los contagios dentro de la plantilla. Ésta ha sido una de las opciones que se ha puesto en marcha desde el principio de la crisis, pero también es cierto que no todas las empresas, ni los sectores están preparados para dar el paso.

Aplicación del ERTE

Esta situación excepcional capacita a las empresas para poder regular de forma el empleo temporal de sus plantillas mediante un ERTE (Expediente de regulación temporal de empleo). Cuando se aplica esta medida la empresa adopta la posibilidad de suspender el contrato a los trabajadores por un tiempo determinado o reducir las horas de jornada laboral.

La Seguridad Social y el Ministerio de Trabajo han previsto que no haya consumo de paro durante este periodo de suspensión por las causas derivadas del Coronavirus. De esta forma, ante un posible despido definitivo posterior, no habrán consumido paro alguno durante el ERTE.

Desde Aseyacovi os recomendamos seguir los consejos e indicaciones de las autoridades y sed prudentes aplicando siempre el sentido común.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies