El mundo empresarial, representado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), ha expresado en múltiples ocasiones su apuesta por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y su rechazo a toda forma de discriminación en todos los ámbitos y en especial en el mercado laboral.

La reducción de la conocida como “brecha salarial” es uno de los temas de más actualidad y uno de los principales retos a los que se enfrenta el mercado laboral suponiendo una de las preocupaciones más acuciantes para CEOE y en particular para su Comisión de Igualdad.

Los datos lo dicen todo

Tras un estudio de la Comisión de Igualdad y Diversidad de CEOE se pretende ir un paso más allá y profundizar aún más en la problemática de la brecha salarial, proporcionando una estimación rigurosa de su magnitud e identificando las causas que la generan, como base para la búsqueda de soluciones.

Durante las dos últimas décadas en España se ha avanzado de forma positiva en materia de igualdad de género en el mercado laboral, aumentando la tasa de participación de la mujer y reduciendo las diferencias salariales existentes entre hombres y mujeres, aunque aún queda trabajo por hacer para fomentar la igualdad real en el mercado laboral.

Las brechas salariales de género miden las diferencias entre las remuneraciones salariales percibidas por hombres y mujeres. Existen distintos indicadores para medir la cuantía de estas brechas salariales, los cuales se engloban en una de las dos siguientes categorías, brechas salariales sin ajustar y brechas salariales ajustadas.

Si analizamos las brechas salariales sin ajustar, se observa cómo las diferencias salariales por hora entre ambos colectivos en España se elevan hasta un 14%, lo que nos sitúa por debajo de la media de la UE.

Se trata de apostar por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y su rechazo a toda forma de discriminación en todos los ámbitos y en especial en el mercado laboral

A diferencia de las anteriores, las brechas salariales ajustadas permiten aislar el efecto en los salarios de las diferencias existentes entre hombres y mujeres, tanto en sus características socioeconómicas (edad, antigüedad, nivel de educación o elecciones académicas y profesionales), como en los puestos de trabajo que ocupan (jornada laboral, sectores en los que trabajan o tipo de ocupación, entre otros). De esta forma, las brechas salariales ajustadas suponen un indicador más fiable para medir si hombres y mujeres perciben el “mismo sueldo por el mismo trabajo”.

Un problema cada vez más visible

La reducción de la brecha salarial está adquiriendo cada vez más un peso importante en la agenda política y social, que supone el reconocimiento de un problema que representa una de las principales barreras para el desarrollo profesional de las mujeres.

Es el momento de continuar avanzando con mayor decisión hacia la reducción de esta brecha salarial, para lo que es necesario que los distintos agentes sociales, Administración Pública y empresas, lleven a cabo las actuaciones y medidas necesarias acordes a sus posibilidades.

Por ese motivo las empresas están desarrollando acciones que permiten combatir este problema, como muestra la inclusión en el Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva (AENC 2018-20) firmado por CEOE y los sindicatos (CCOO UGT), de un paquete de medidas destinadas a favorecer la igualdad laboral y salarial entre hombres y mujeres.

A pesar de estos avances, resulta necesario que las instituciones y poderes públicos impulsen más medidas y actuaciones en este sentido. Este apartado muestra la visión empresarial sobre las claves y líneas de actuación a seguir durante los próximos años. Las líneas de actuación para solventar esta problemática deben pasar por:

  • Incentivar la medición de las brechas salariales y avanzar hacia una progresiva mayor transparencia salarial de las empresas, tanto a nivel interno como externo.
  • Promover la elaboración y publicación de estadísticas oficiales sobre la brecha salarial por parte de la Administración Pública.
  • Incentivar la presencia de mujeres en puestos de responsabilidad en las empresas e instituciones.
  • Fomentar la corresponsabilidad de hombres y mujeres en las responsabilidades familiares.
  • Promover el emprendimiento femenino.
  • Concienciar y sensibilizar a toda la sociedad en materia de igualdad de género.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies