El próximo 17 octubre Aseyacovi celebrará su II Networking, por eso queremos ofreceros 10 claves necesarias para lograr el éxito y sobre todo, conseguir los contactos que tanto beneficio os pueden traer en vuestras actividades empresariales.

Lo tenemos claro, los contactos son fundamentales si queremos tener una carrera profesional de éxito, y no solo nos referimos a conseguirlos, sino que además el reto está en conservarlos e intensificarlos y poder obtener de ellos que necesitamos. Por eso, acudir a los networkings es fundamental, es el trampolín que muchos empresarios necesitan para poder impulsar sus negocios.

Las dificultades del mercado laboral han ido en aumento y emprender o sostener con buen pulso vital un negocio es complicado, no nos podemos engañar, pero los contactos nos pueden ayudar a que esto cambie. Con ese fin convocamos este II Networking que esperamos que sea de mucha ayuda y en la que deberías tomar nota de los siguientes consejos.

Prepara tu presentación

No dejes todo a la improvisación, por supuesto resultar fresco y divertido en tu presentación puede resultar un acierto, pero no lo dejes todo al azar. Intenta preparar un guion del que te puedas salir en un momento dado si es necesario, pero no vayas a la aventura porque te puede salir mal y estropear la ocasión.

Sé respetuoso con los tiempos y los compañeros

El networking tendrá un tiempo limitado al que todos los asistentes querrán exprimir al máximo, respeta el tiempo marcado y ajústate, el resto de los compañeros te lo agradecerá. No abuses, porque darás una mala impresión y eso no te beneficiará. Lo bueno y poco, dos veces bueno.

Escucha a los demás

Cuando te acerques a otro de los asistentes no invadas el terreno tratando de impresionarle, o enfatizando tu curriculum o experiencia profesional. Déjale hablar, escucha lo que tiene que decirte y haz las preguntas adecuadas. Gana la confianza del otro para que podáis llegar a un punto de interés común sin absorber la conversación. Da espacio a tu compañero hasta que te llegue el turno de exponer tu proyecto o idea.

Recibir es bueno, pero hay que dar

Está muy bien acudir al networking con la idea de conseguir ayuda del resto, y ese es el objetivo, pero para llegar a ese punto, ten en cuenta que tú también debes ofrecer algo, piensa en lo que tú puedes ofrecer al resto. Si no, la desventaja te hará fracasar en el encuentro.

Cuida tu red de contactos

Ve un poco más allá del día del Networking y anótate la tarea de mantener tus contactos vivos, no los llames únicamente en el momento en el que los necesitas. Mantenlos saludables con el contacto permanente a través de correos, llamadas o saludos de vez en cuando. De nada te servirá conseguir muchos contactos en el encuentro cuando luego no permaneces en su horizonte. Sé generoso con tu tiempo y esfuérzate en este sentido. Fortalece el contacto continuo y verá cómo da sus frutos.

Busca los contactos que más te interesen

Rodearse de los compañeros que asistan al networking está bien, conocerás ámbitos diferentes al tuyo, pero que quizás puedas necesitar. Por eso es importante que pongas el punto de mira estratégicamente en aquellos que más te interesen y no los dejes escapar. Traza un plan de estrategia para conseguir presentarte donde más te interesa.

Este año, Aseyacovi te ofrecerá la posibilidad de una reunión de pocos minutos en exclusiva, con aquellos empresarios que te interesen especialmente en un “One to One”. Lo podrás solicitar previamente al networking.

Si a mí me va bien, a todos nos va bien

Ten en cuenta que el hecho de dar y recibir es un beneficio muy aplicable en el caso de que a uno de tus contactos le vaya especialmente bien. Lo lógico es que, si alguien está promocionando su empresa y obteniendo buenos resultados, acuda a su red de contactos profesional. Ahí es donde lograrás un beneficio que te puede venir muy bien. Por eso has de ser muy proactivo.

No olvides tus tarjetas

Lleva siempre tus tarjetas contigo y no olvides pedir las de las personas con las que coincides en el networking. De esta manera no se escapará ningún contacto, y ese reparto de tarjetas supone una siembra a la hora de que surjan posibles sinergias empresariales. Los intereses mutuos pueden partir de una pequeña tarjetita con tu nombre.

Ofrece la oportunidad a todos

Uno de los mayores errores es buscar exclusivamente el contacto con aquellas personas que ya conocemos o que pertenecen a nuestro sector empresarial. Abre tus puertas, cuanto más plural seas en este sentido más oportunidades estás dejando entrar. Aunque no lo puedas ver a corto plazo, quizás la llamada llegue desde el contacto que menos esperabas recibir. La diversidad siempre es buena.

No dejes a un lado a los contactos de siempre

Ningún contacto debe ser desmerecido, cosa que suele ocurrir con aquellos más antiguos de los que olvidamos o sustituimos por los recién llegados. Nunca desprecies los contactos que te ayudaron al inicio de tu trayectoria profesional, nunca sabes cuando los vas a necesitar. Su ayuda puede ser clave para encontrar una ocasión de negocio o para contar con una recomendación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies