El 26 de octubre se celebró en la sede de nuestra asociación un taller dirigido por Manuel Durán, director del SMI-LMI Spain, en el que estuvo acompañado por la coach Mónica Blasco. Durante las dos horas que duró el desayuno, nuestros empresarios aprendieron cómo sacar el mayor partido en sus negocios para mejorar su productividad.

En el taller celebrado desde las 9:00 horas en la sede de Aseyacovi, los empresarios de la zona norte de Madrid aprendieron cómo planificar y organizar las tareas en sus empresas antes de comenzar una obra. Se centró en la importancia de focalizar la mayor cantidad de nuestro tiempo en actividades que van a dar beneficio. Dicho así, parece sencillo, pero los oyentes se sorprendieron al analizar las horas que dedican a lo que Miguel Durán llamó actividades de baja rentabilidad.

La productividad va ligada al tipo de tareas que realizas

Según Manuel Durán, lo primero que deben hacer es analizar el tiempo que se dedica a cada cosa para averiguar cuáles son las actividades de máxima rentabilidad. Lo importante son aquellas tareas que realmente generan negocio y que harán que la empresa sea más productiva. Una vez identificadas, podrán aumentar el tiempo de dedicación en esas labores. Entendiendo la productividad como “la manera de centrar la mayor cantidad de tu tiempo en actividades que te van a aportar beneficio”.

Por lo tanto, para ser más productivo hay que organizar, planificar y hacer un buen seguimiento de la obra, modificando presupuestos si el cliente pide algún cambio. Pero además, se deben dejar de lado las tareas de baja rentabilidad como pueden ser: pasar por la obra varias veces al día a resolver dudas de los gremios o salir sobre la marcha a comprar productos en vez de llevar a cabo una planificación para proveerte de esos materiales.

Desayuno sobre productividad con Manuel Durán

Sin embargo, en palabras de nuestro ponente, aprender a gestionar el tiempo de forma efectiva no se lleva a cabo de un día para otro, “hay que hacer pequeños cambios y mantenerlos en el tiempo para ser más efectivos en el día a día”. Debemos marcarnos metas y objetivos propios. Y cuando planificamos un reto, “hay que protegerlo mediante el cumplimiento de una agenda”. A partir de ese momento, podremos fijar objetivos más concretos.

Precisamente de fijar metas y objetivos más concretos en cada caso se encargarán Manuel Durán y Mónica Blasco en sesiones personalizadas con nuestros asistentes durante las próximas semanas. De este modo, los empresarios podrán incluir en sus agendas objetivos reales y rentables guiados por el director del Instituto de Alto Rendimiento Empresarial.

Share This