Leíamos en nota de prensa publicada por el Ayuntamiento el pasado 21 de Abril, que Colmenar Viejo inyectaba al presupuesto municipal 2017 la friolera de casi 10 millones de euros para la realización de mejoras en el municipio. Según declaraciones del Alcalde, Jorge García, “es el momento de hacer un esfuerzo inversor ya que, mientras en Colmenar Viejo tenemos un elevado remanente de tesorería (….) hemos visto que este dato tan positivo no ha revertido en la mejora de los bienes y servicios municipales (…).”

Tras revisar detenidamente la relación de proyectos de inversión a acometer, son 21 las actuaciones que se detallan con acciones de importes que van desde los 42.900 euros para la construcción de una rotonda entre la C/Cerro San Pedro con C/Magallanes hasta  los 660.000 euros para la construcción de una nave para el Servicio Municipal de Obras.

Desde Aseyacovi manifestamos nuestra total indignación y rechazo más absoluto a una inyección presupuestaria, que sale del bolsillo de todos los contribuyentes colmenareños, entre los cuales están, por supuesto, los empresarios,  y que únicamente incluye una partida de 77.000 euros para el acondicionamiento de isletas en el Polígono Industrial La Mina.

 

¿Ésa es la importancia que otorga  el equipo municipal a sus áreas industriales?  ¿Realmente están en tan buenas condiciones de conservación y mantenimiento los espacios industriales de Colmenar Viejo que sólo necesitan de una mínima inversión de 77.000 euros de un presupuesto de más de 10 millones? La respuesta es claramente negativa. Basta con darse un paseo por los tres espacios industriales de Colmenar Viejo – P.I. Agropecuario, P.I. La Mina y P.I. Sur- para comprobar el lamentable estado de mantenimiento y conservación.

La relación de deficiencias y carencias aumentan cada día debido a la falta, no sólo de conservación, sino de inversión municipal para hacer de estos polígonos industriales con antigüedad, en algunos casos, de más de 40 años, espacios vanguardistas y competitivos en la Comunidad de Madrid. La riqueza de un municipio depende en gran medida del tejido empresarial que se asienta en él, lo cual provoca generación de puestos de trabajo, incremento de la población y, por consiguiente, una reactivación de nuestro municipio con la identidad que merece, como cabecera de partido de todos los municipios de los alrededores. Lamentablemente esta visión de prosperidad y crecimiento no es una prioridad para este equipo municipal.

 

Nuestro municipio tiene una ubicación ideal dentro de la Comunidad de Madrid para la generación de nuevas inversiones, el estado de dejadez, y abandono que ofrecen nuestras áreas industriales provocan un total rechazo a los grupos de empresas que se plantean Colmenar como oportunidad para implantar su centro de trabajo.

 

La suciedad de las calles, unida a la vegetación abundante que crece en las aceras y que imposibilita el andar por ellas, las grietas que surcan el asfalto,  la falta de mantenimiento de las farolas de iluminación provocan que el alumbrado público no funcione y ello conlleva una gran inseguridad cuando los días se acortan con la llegada del otoño, inexistencia de directorios, falta de señalización correcta, ausencia de mobiliario urbano como papeleras, problemas estructurales de telecomunicaciones que impiden la llegada de fibra óptica, inexistencia de servicio de transporte público a los polígonos,….

 

Las imágenes que acompañan a esta noticia han sido tomadas hace unos días en los polígonos industriales Sur y Mina, y hablan por sí solas.

 

Desde el equipo municipal llevan años respondiendo a  las quejas que sistemáticamente ha trasladado Aseyacovi reclamando inversión en los polígonos, aduciendo que se ha solicitado inversión para los polígonos a través de la herramienta financiera de la Comunidad de Madrid Plan Prisma. El deseado Plan Prisma sigue sin llegar, y mientras nuestros polígonos industriales siguen deteriorándose, perdiendo empresas que, no sólo no nos eligen como destino, sino que eligen otras ubicaciones en polígonos cercanos y, por último, empresas  que se mudan a localidades vecinas donde son recibidos “con alfombra roja” por sus gobernantes facilitando su implantación.

 

Colmenar Viejo merece espacios industriales de calidad, donde generar puestos de trabajo que permitan bajar la tasa de desempleo de más de 10% que sufrimos y que duplica a la del vecino municipio de Tres Cantos.

 

Muchas son las necesidades y proyectos que Colmenar Viejo necesita para adecuar sus equipaciones y desde Aseyacovi no restamos importancia al resto de inversiones, pero hay que establecer prioridades que articulen hacia dónde quiere ir Colmenar Viejo, qué tipo de modelo de ciudad quiere ser, que elementos sirven para dinamizar su economía, generar puestos de trabajo, y por ende riqueza y calidad de vida.

 

 

 

Share This